Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Bucaramanga disfruta del cuarto día sin ventas ambulantes

Es un hecho realmente histórico para propios y extraños encontrar aún despejado el centro de Bucaramanga, luego de que el pasado lunes 14 de enero la Alcaldía cumpliera con la intención de reubicar a más de mil 350 vendedores que, apostados en aceras y vías, le habían ganado el pulso a administraciones pasadas durante años.

A raíz de los operativos de recuperación del espacio público que viene adelantando la Alcaldía Municipal, los vendedores informales ya han respondido mediante cuatro protestas para sentar su voz de rechazo y pedir que los dejen trabajar en las calles, pues -según ellos- de eso depende el sustento de sus familias.

La reubicación en centros comerciales como San Bazar y Feghali, fue una de las soluciones que brindó la Alcaldía de Bucaramanga como parte de su oferta institucional a los vendedores informales. No obstante, cumplido el día de despeje de los ambulantes callejeros, los locales de estos centros aún no cumplen con las condiciones necesarias para su entrega, dijo Rigoberto Olarte, administrador de Feghali.

Respecto a esta situación, el alcalde Luis Francisco Bohórquez aseguró que la Administración Municipal ha cumplido los compromisos que se pactaron con los vendedores informales, salvaguardando en primer lugar sus derechos laborales.

La mayor crítica que recibió el alcalde por parte de los ambulantes fue al hecho de comenzar los operativos de despeje un día antes de lo pactado, pues la ‘hora cero’ estaba programada para ayer martes y sin embargo se efectúo el pasado lunes; según el Alcalde obedeció a ‘medidas de prevención’.

Por otro lado los gremios de Santander pidieron que se persiga a las mafias proveedoras de artículos piratas y de contrabando que hay en la ciudad, a la vez que expresan apoyo al operativo de recuperación del espacio público efectuado por la Alcaldía Municipal.

Hoy los operativos continúan. Uniformados de la Policía están desplegados en el centro de Bucaramanga para evitar alteración del orden.