Cargando contenido

Según la denuncia, el navío no cumple ninguna función, por lo que cuestionan la compra

Según la denuncia, el navío no cumple ninguna función, por lo que cuestionan la compra
Según la denuncia, el navío no cumple ninguna función, por lo que cuestionan la compra
Anónimo

RCN Radio conoció la denuncia sobre la compra del buque, El ARC “Caribe”, navío tipo OSV (Offshore Supply Vessel) adquirido por la Armada Nacional y la Dirección General Marítima (DIMAR), pese a que este tipo de embarcación no estaba en los planes estratégicos de estas entidades, porque estaba diseñado para tareas diferentes a sus misiones institucionales.

“Por decisión del Excomandante de la Armada Nacional, Almirante Ernesto Durán Gonzales
en el proyecto se señaló que el buque sería para apoyo logístico e hidrográfico multipropósito; sin embargo, el buque no cuenta con ninguna capacidad para abastecimiento de otras unidades en el mar, y no contaba con ningún equipo para hidrografía”, manifestó el denunciante quien pidió reserva de su identidad. 

El Consejo de Almirantes le recomendó a Durán Gonzales, mantener la capacidad de abastecimiento de la flota naval en las áreas de interés donde no hay bases navales para cumplir este propósito. Pero pese a esta recomendación el  Almirante Durán  decidió dar de baja los dos buques multipropósito, con lo que muchos consideran estaba forzando otra justificación para adquirir el ARC Caribe”, Añadió.

También señaló que, supuestamente, el buque se adquiría por orden del Presidente Santos y  de la Ministra de  Cultura, "pero  que  eso  no  podía   expresarse  públicamente,  ya que era para atender labores de rescate del galeón San José. Pese  a que en el momento de la  adquisición no había claridad sobre el contrato de recuperación del galeón".

Le puede interesar: Veeduría denuncia irregularidades en contrato del Galeón San José

“El buque se adquirió como re-venta; no fue construido específicamente para la Armada Nacional, sino que ya se encontraba construido". 

El contrato de adquisición del buque fue firmado en Diciembre de 2017,  seis meses después de que el Almirante Duran Gonzales asumiera el Comando de la Armada Nacional.

La embarcación llegó al país el 13 de Junio de 2018 y durante la navegación desde un astillero en China habría presentado fallas en los sistemas de propulsión, razón por la cual desde que llegó a Colombia, se encuentra fuera de servicio.

 Le puede interesar: Salen ocho oficiales del Ejército investigados por diferentes delitos

El buque se adquirió por USD 14,9 millones. Hay versiones de que para la fecha de estudios de mercado ese buque estaba siendo vendido por USD 7,0 millones; a fecha de hoy, agentes de ventas que trabajan con el mismo astillero constructor de este buque ofrecen unidades similares, en re-venta, por USD 10,5 millones”.

A la fecha, ninguna de las partes   han tomado medidas concretas para responderle por  la garantía a la Armada Nacional; sumado,  no hay ninguna seguridad de medidas correctivas por garantía se corrijan de manera definitiva las fallas estructurales del buque.

“Tampoco el entonces Comandante de la Armada Nacional, Almirante Durán Gonzales tomó ninguna medida concreta ante los hechos; extrañamente, cuando el Vicealmirante Paulo Guevara Rodríguez, entonces Jefe de Material Naval comenzó a exponer abiertamente las graves fallas del buque, fue sacado a vacaciones y tiempo después llamado a calificar servicios. Igual suerte corrió el Vicealmirante Mario Rodríguez Viera, quien como Director General Marítimo”.

El proceso de licitación tuvo que ser adelantado por el  periodo de ley de garantías y la contratación se habría dado de manera directa, pese a que potenciales oferentes interesados se quejaron y solicitaron concurso abierto

La adquisición fue adelantado a través de ACOFA (Agencia de Compras de Fuerza Aérea de Colombia en EE. UU), pese a que en DIMAR siempre se recomendó que se abriera concurso y que el proceso se efectuara en el país.

Lea también: Denuncian irregularidades al interior de la UNP

Después de haber pagado USD 14,9 millones, la Armada Nacional y la Dirección General Marítima se encuentran encartadas con un buque que no puede operar por muy serias fallas estructurales, y sobre el cual no hay ninguna respuesta concreta de garantía ni por constructores ni por vendedores después de más de un año desde la adquisición; todo esto en medio de fuertes rumores sobre pagos de coimas a los más altos mandos navales del momento”, enfatizó el denunciante. 

Sobre esta denuncia la Dimar y la Armada Nacional manifestaron que junto al Ministerio de Defensa se dará una respuesta en las próximas horas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido