Cargando contenido

Fotos: Colprensa



RCN Radio tuvo en exclusiva el expediente de 56 folios de la Procuraduría General de la Nación sobre el caso del magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Enrique Malo Fernández en el que no solamente pide que haya Resolución Acusación contra el extogado, sino que se permite predicar con probabilidad de certeza que Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte promovieron y dirigieron una organización criminal dentro de la Corte.

Dice el texto de la Procuraduría que “en efecto, la información ofrecida por los declarantes, con el lleno de los requisitos legales, de una manera, clara, coherente y circunstanciada, en conjunto con los demás elementos de prueba obrantes en la foliatura permiten predicar con probabilidad de certeza que José Leonidas Bustos Martínez y Francisco Javier Ricaurte, promovieron y dirigieron una organización criminal.

En esta organización criminal integraron a los abogados Gustavo Moreno y Leonardo Pinilla, tal como lo indican las consideraciones del concepto de la Procuraduría, “organización criminal a la que integraron, entre otros, a Luis Gustavo Moreno Rivera, Leonardo Pinilla Gómez y Gustavo Enrique Malo Fernández, grupo dedicado a cometer delitos indeterminados que afectaron la seguridad pública, la administración pública y la recta impartición de justicia, con acciones encaminadas a desviar actuaciones judiciales que se adelantan en la Corte Suprema de Justicia”, indica.

Argumenta la Procuraduría que, “la manera de manipular los procesos incluía estrategias como utilizar información privilegiada que obtenía el grupo para ofertar la emisión de decisiones de archivo o inhibitorias con apariencia de legalidad que favorecían los intereses de sus "clientes', con la intervención de funcionarios del más alto nivel que integraban la organización, entre ellos Gustavo Enrique Malo Fernández”.

“Sin embargo, si no era posible materializar alguna de las mencionadas decisiones, la estrategia era dilatar los procesos, siempre de acuerdo con los intereses de la empresa criminal, tal y como aconteció en los procesos No. 39768 y el 27700 seguidos contra los senadores Álvaro Ashton y Musa Besaile, respectivamente.

Indica la Procuraduría en su concepto que Gustavo Malo apartó de su cargo a su magistrado auxiliar José Reyes Rodríguez por haberse convertido en un molesto obstáculo.

“Como evidencia del reprochable proceder, se asumió el compromiso de apartar de su cargo al Magistrado Auxiliar José Reyes Rodríguez, quien se había convertido en un molesto obstáculo para el logro de sus ilícitos fines, como efectivamente ocurrió con la determinante participación del Magistrado Malo Fernández, quien era el único que tenia el margen de maniobra administrativo y procesal que dichos compromisos demandaban”.

[gallery ids="432084,432085,432086,432087"]