Cargando contenido

La organización delincuencial, integrada por cinco personas, operaba en cinco regiones del país.

Las cajas fuertes eran violentadas para sustraer el dinero
Las cajas fuertes eran violentadas para sustraer el dinero
Foto: Cortesía (Policía)

Un juez Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento intramural contra los cinco integrantes de una estructura delincuencial dedicada al hurto de cajas fuertes.

Durante la audiencia, la Fiscalía demostró que existía inferencia razonable para considerar que los detenidos, identificados como Mauricio Carrillo Díaz (supuesto líder de la banda), Manuel José Martínez Simbaquibe, Damián Alexander Laverde Reyes, Omar José Moreno y Segundo Alirio Cruz Joya, habían cometido supuestamente varios hurtos a cajas fuertes de familias y empresas.

En contexto: Aumentaron hurtos en Bogotá en más del 17% en 2019

Según la Fiscalía, los hechos habrían ocurrido en residencias y establecimientos comerciales de Bogotá, Medellín, Yopal (Casanare), Soacha y Fusagasugá (Cundinamarca), Acacías (Meta) y Santa Rosa de Cabal (Risaralda).

Luego de la investigación de varios meses, la Fiscalía concluyó que ingresaban a las viviendas y empresas violentando las cerraduras de puertas o ventanas, destruyendo las paredes y los lugares, en los que estaban empotradas las cajas fuertes.

Mediante el uso de la fuerza y otro tipo de maniobras, lograban abrirlas y extraer el dinero allí guardado. Las sumas de dinero de las que se apropiaron oscilaban entre 15 y 20 millones de pesos.

Lea también: Comercio, seriamente afectado por los robos ‘hormiga’

Entre las víctimas se encuentran supermercados, Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), dueños de café – internet y establecimientos dedicados al comercio de licores.

También se registraron hurtos en las viviendas de algunos comerciantes, que habían sido objeto de seguimientos y a quienes habían señalado, como futuras víctimas por el alto flujo de dinero en efectivo que movían diariamente.

Con base en el material probatorio, que se recopiló el fiscal de la Estructura de Apoyo, les imputó los delitos de concierto para delinquir y hurto agravado y calificado. Los detenidos fueron enviados a la cárcel La Modelo de Bogotá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido