Ocho niños y un adulto que permanecían en una casa de albergue, fueron trasladado al Hospital Raul Orejuela Bueno, tras la caída del cielorraso de la institución, en momentos en que veían televisión. Según William Moya Martínez, comandante el cuerpo de Bomberos de la Villa de las Palmas, esta estructura compuesta por cemento, cañamenuda y madera, colapsó por lo vieja, afectando a varios de ellos. Sin embargo según el reporte que entregaron los médicos del centro asistencial, los pequeños se encuentran en buenas condiciones, pues solo fueron algunos golpes y pequeñas laceraciones.