Por falta de qúorum, la Cámara de Representante aplazó para el próximo año el proyecto que busca prohibir las corridas de toros en el país, dejándola casi sin posibilidades para que pase a ser ley de la República.

Este proyecto ha tenido un solo debate y le hacen falta tres, los cuales se deberían tramitar en el próximo semestre legislativo. Los congresistas opinan que en un año electoral y con proyectos de ley de implementación de los acuerdos de paz, es improbable que cumpla los debates correspondientes.

Sin embargo, la vicepresidente de la Cámara, Lina Barrera se comprometió para que en la primera plenaria de Cámara del 2018, que el proyecto de ley se fije en el primer lugar del orden del día.

Este proyecto de ley de autoría del entonces ministro del Interior, Juan Fernando Cristo indica que al ser aprobado en el Congreso, las entidades territoriales, tendrían un plazo de seis meses para presentar una propuesta alternativa de tipo laboral, económico y cultural, para quienes vivan de la actividad taurina cuenten con programas de sustitución e integración laboral.

En febrero de este año, la Corte Constitucional le dio al Congreso dos años de plazo para que haya una legislación sobre las corridas de toros y otros espectáculos con animales como las peleas de gallos, "so pena de que, si no lo hace, serán consideradas un delito".