Diversos voceros e integrantes de la comunidad académica y científica del país lanzaron duros cuestionamientos al Gobierno Nacional por cambiar nuevamente el director de Colciencias y señalaron que esto frena el desarrollo de esta entidad, que calificaron como vital para el progreso del país.

Gabriela Delgado, exdirectora de Fomento de Colciencias y actual directora del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional, indicó que esta decisión del presidente Juan Manuel Santos refleja el desconocimiento que se tiene sobre las necesidades de la comunidad científica y el carácter político que se le ha dado a esta entidad.

Santos declaró insubsistente a actual director de Colciencias, César Augusto Ocampo


“Yo creo que desde hace bastantes años, justamente desde un momento político que se dio cuando se transformó al Instituto de Ciencia y Tecnología y se convirtió a Colciencias en una departamento administrativo, pues los políticos empezaron a verlo como un botín”, dijo Delgado.



Enrique Forero, de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, también se pronunció al respecto y señaló que es preocupante la alta rotación de directores que ha tenido Colciencias y resaltó que debe ser un científico y no un político el que lleve las riendas allí.

“Colciencias fue dirigida por científicos desde que se fundó, hasta que la politizaron (...) en realidad no hubo un cambio, Alejandro Olaya viene como subdirector desde la época de Yaneth Giha, al parecer lo que hubo dentro de la entidad fue una lucha de poderes y al final la ganó quien quedó”, dijo el vocero de la comunidad científica.



Por su parte, Moisés Wasserman, exrector de la Universidad Nacional, criticó desde su cuenta en Twitter la decisión del Gobierno y resaltó que “ocho directores de Colciencias en ocho años. Todavía hay tiempo para el noveno”, al tiempo que invitó a quien sea el próximo presidente para que mejore este panorama.



“A ver si la crisis profunda de Colciencias sirve para que los candidatos piensen y propongan qué hacer para impulsar la ciencia en Colombia. Sí, hay crisis profunda aunque traten de que no se vea así”, dijo Wasserman en su red social.



Otra de las críticas que recibió el Gobierno provino desde la Asociación Colombiana de Universidades, que reiteró que la investigación y el desarrollo académico requieren tiempo para consolidarse, razón por la cual el cambio constante de directivos en Colciencias, sólo afecta los procesos que les permiten avanzar.

“Lo primero es expresar una voz de preocupación, ya que una institución tan importante en lo que hoy se puede denominar la economía del conocimiento pues haya tenido tantos cambios en su dirección, eso no permite consolidar unos rumbos y mantener una discusión permanente sobre las asignaciones presupuestales”, dijo Carlos Hernando Forero, director Ejecutivo de ASCUN.



Estos sectores coincidieron en que sus preocupaciones van más allá de quien haya llegado al cargo, ya que lo realmente preocupante para ellos es que no se permita un desarrollo continuo de la entidad.

Esta polémica surgió luego de que el presidente Santos nombró al economista Alejandro Olaya Dávila como nuevo director de Colciencias en reemplazo de César Ocampo, quien fue declarado insubsistente.