Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Milicias urbanas solo están en la imaginación del procurador: Pastor Alape

Foto: RCN Radio


El negociador de las Farc Félix Antonio Muñoz, alias 'Pastor Alape', negó que esta guerrilla tenga 7 mil milicianos urbanos en el país, como lo dijo el procurador General, Alejandro Ordoñez. Durante la socialización del programa de sustitución de cultivos ilícitos, Alape señaló que las milicias solo existen en la imaginación de Ordoñez Maldonado y calificó sus declaraciones como una "pataleta".

"Eso está en la imaginación del Procurador. Los que hoy están llorando porque la guerra está herida, están pataleando. El país está sintonizado con la paz y las voces agoreras hay que dejarlas atrás. Puede haber otras milicias urbanas pero no de las Farc", afirmó Alape.

Pastor Alape reiteró que las Farc quieren que se firme el fin del conflicto, por lo que se refirió a los guerrilleros disidentes del Frente Primero que tienen injerencia en Guaviare, quienes anunciaron que no se desmovilizarían.

"Las Farc estamos comprometidas con la paz completamente. No hay ningún frente guerrillero que haya dicho que no se va a acoger. Habla un grupo de personas que se marginó del primer Farc pero no todo", precisó Alape.

Con la socialización del programa de sustitución de cultivos ilíctos, el miembro plenipotenciario de las Farc aseguró que la paz con las comunidades empezó a caminar y señaló que es indispesable la justicia y la igualdad.

A pesar de que el presidente Juan Manuel Santos aseguró que confía en que el 20 de julio, Día de la Independencia, concluya la discusión de toda la agenda de negociaciones, las Farc reiteraron que no es conveniente ponerle nuevos plazos a la firma del punto final.

Alape señaló que tras casi cuatro años de negociaciones en La Habana, las Farc confían en que pronto se llegará al fin de conflicto, aunque prefiere no fijar fechas.

"Hemos dicho que los plazos son fatales en este proceso. Lo único que deben tener claro es que está toda la disposición de hacer la paz y la paz se va a hacer", argumentó.

Tras socializar con los campesinos el plan de sustitución de cultivos de uso ilícito, el delegado de las Farc dijo que regresa a Cuba con mucho optimismo.

Campesinos dicen que en un año dejarían voluntariamente los cultivos ilícitos en Briceño, Antioquia

En Briceño, un kilo de base de pasta de coca lo compran en 2 millones 300 mil pesos cada dos meses, mientras que un kilo de café o de cacao es comprado por cerca de 7 mil pesos, lo que hace que el cultivo ilícito sea rentable en esta región del Norte de Antioquia.

Milton Areiza, quien vive del cultivo ilícito, advirtió que la sustitución voluntaria solo iniciará cuando haya un proyecto que compense las ganancias que deja la pasta de cocaína, lo que tardaría al menos un año.

"Lo dejamos cuando veamos que el otro proyecto nos da para el sustento. Puede tardar uno o dos años. Han dicho que nos pueden dar tierras. Pero hasta que la otra producción no nos dé, no vamos a sustituir", exoresó.

Otro ciudadano, Camilo Sepúlveda, le pidió al Gobierno Nacional un subsidio como condición para dejar los cultivos ilícitos, los cuales son el sustento de él y sus ocho hermanos.

"Acá vivimos de la coca. Si la van a erradicar, ¿qué vamos a comer? Necesitamos que el Gobierno nos firme un papel con las garantias para uno saber qué va a hacer con las familias. Puede ser un subsidio", explicó Sepúlveda.

La Alcaldía de Briceño aseguró que la pasta de base de coca mueve el 95 % de la economía de las diez veredas donde el Gobierno y las Farc acordaron iniciar la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos.

En Briceño los ciudadanos aseguran también que la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos fracasaría si no hay desminado y seguridad.

De las mil minas antipersonas que se calcula están sembradas en Briceño, solo 33 artefactos explosivos han sido desactivados de manera controlada en la vereda Orejón, donde hace un año comenzó el plan piloto de desminado humanitario.

El alcalde de Briceño, José Danilo Agudelo, señaló que para sustituir los cultivos ilícitos en las diez veredas propuestas en Cuba, es necesario desminar los terrenos para que sean fértiles.

"Esperemos que el desminado lo articulen con la sustitución en las diez veredas porque todas tiene minas. Si no las desactivan, la sustitución de cultivos ilícitos fracasaría. Los dos procesos tienen que ser articulados"

Fabio Muñoz, líder del Orejón, aseguró que los campesinos temen que cuando los guerrilleros de los Farc se desmovilicen, otro grupo armado llegue a la zona a desplazar la comunidad.

"Las Farc salen y ¿quién va a ocupar estos terrenos y quién nos va a brindar seguridad? El Gobierno todavía no nos ha dado la repuesta de eso. Va a regresar el desplazamiento y las amenazas", aseguró Muñoz.

Solo en la vereda Pueblo Nuevo, donde se socializó el plan de sustitución de cultivos ilícitos, nueve animales han caido en campos minados, lo que genera temor a la comunidad.