El hecho que fue denunciado formalmente ante las autoridades en Bucaramanga se produjo después de que la candidata a la cámara de representantes por Santander, Olga Materón, saliera de la biblioteca Gabriel Turbay en compañía de la congresista Angélica Lozano. Al intentar subirse al vehículo de campaña halló varios panfletos con amenazas de muerte, un trompo electrónico pintado de verde simulando ser una granada que fueron puestos en la cojinería del carro, al parecer después de averiar las puertas del mismo, así lo narró la candidata. "Salimos y nos dimos cuentas que habían forzado las puertas y habían varias hojas regadas con mensajes intimidantes que decían que me iban a 'picar' a mí y a toda mi familia si seguíamos trabajando por la comunidad". Con insultos y amenazas de muerte, los panfletos incitaban a la candidata Olga Materón a dejar de apoyar a la comunidad Lgbti o de lo contrario atentarán contra su vida y la de sus familiares. Por su parte, el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, indicó que en el hecho se descartó la aparición de un artefacto explosivo y que investigan la situación. "No encontramos ningún explosivo pero sí panfletos que hacen parte de la investigación del caso que ocurrió en inmediaciones del parque de Los Niños". La candidata aseguró que las autoridades arribaron hasta el lugar de los hechos para verificar la situación y explicó que se interpuso la respectiva denuncia en donde pidió revisar las cámaras de seguridad para identificar a los posibles responsables de la intimidación.