El aspirante a la Alcaldía de Bogotá indicó que con su declaración se buscaba un contexto del país en el momento del magnicidio. El candidato a la Alcaldía de Bogotá, Rafael Pardo, rindió declaración en calidad de testigo ante un fiscal especializado dentro de la investigación por el magnicidio del líder del extinto M-19 y candidato presidencial Carlos Pizarro. Esta declaración juramentada fue entregada ante un investigador de la Unidad Nacional de Análisis y Contexto de la Fiscalía teniendo en cuenta que para época de los años 90’ Pardo fue consejero de paz. Pardo explicó que "lo que el fiscal quería determinar eran algunos elementos que indicaran el contexto de ese momento del país, del ascenso del narcoterrorismo, los magnicidios de otros dirigentes colombianos, de magistrados, de jueces que en el año 89 y 90 era una situación tremendamente convulsionada". De igual forma, señaló que este magnicidio debió haber sido investigado a fondo hace mucho tiempo. "25 años después no tiene mucho sentido empezar a mirar temas que hace mas de 20 años hubieran podido ser más claros en términos de pruebas, evidencias y testimonios", puntualizó Pardo.