Cargando contenido

El temor de los compositores colombianos es que con la aprobación de la iniciativa se dejen de pagar los derechos de autor.

Esto como una medida para reducir los casos de explotación sexual en la ciudad

Los compositores de país se sintieron amenazados con el proyecto de ley que busca regular las actividades económicas en establecimientos comerciales, porque uno de los objetivos de la iniciativa es la no exigencia de la documentación legal en los sitios públicos.

La organización Sayco y Acinpro hace un cobro a los establecimientos comerciales por el uso de las obras musicales pero, al ser aprobada la ley, esta tarifa no podría ser garantizada para los autores. 

También podría leerPensionados no saben en qué invertir su dinero

El temor de los compositores colombianos es que con la aprobación del proyecto de ley, que pasa a su tercer debate, se deje de solicitar el paz y salvo del pago de los derechos de autor. Por lo menos eso es lo que cree el compositores colombiano Rafael Manjarrez, miembro del Consejo Directivo de Sayco

"Somos diez mil autores que quedaríamos desprotegidos porque el cobro del derecho de autor se convertiría en una izada a la bandera. Se pretende remitir al ámbito administrativo en las alcaldías y ellos no van a pelear con las clases sociales de los tenderos y establecimientos públicos", afirmó Manjarrez.

En este segundo debate del proyecto el Congreso se llenó de artistas musicales colombianos de todas las generaciones que pedían que no sea aprobada la iniciativa.

El ponente del proyecto, Edward Rodríguez, afirmó que lo que se busca es evitar el abuso de algunos agentes de policía que ejecutan el cierre inmediato de un establecimiento por el hecho de faltarle algún documento, pero se les otorga un mes de plazo a los propietarios comerciantes para completar los requisitos requeridos para el funcionamiento del lugar.

"Con la nueva ponencia se protege a los autores del país pero también se cumple con el objetivo de cerrar vacíos jurídicos que dejó el Código Nacional de Policía", señaló Rodríguez.

Más en - UNP en emergencia: no hay carros blindados para proteger candidatos

Aseguró que se han presentado casos de "abuso de poder y en algunos de corrupción al afectar el libre desarrollo de la actividad comercial de los propietarios de locales a los cuales se les ha cerrado sus establecimientos, sin que medie algún tipo de reclamo".

Según cifras citadas en el proyecto, tan solo en el 2018 se cerraron 136.000 establecimientos comerciales, lo que ha provocado un gran malestar por parte de los comerciantes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido