Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Captura de tres militares demuestra estrecha relación entre hacker y Andrómeda para beneficiar campaña política: Fiscalía

La Fiscalía General reveló que las capturas realizadas a tres suboficiales del Ejército Nacional demuestran una estrecha relación entre el las operaciones ilegales del hacker Andrés Fernando Sepúlveda y la sala de interceptaciones Andrómeda.

Así lo advirtió el director nacional de CTI, Julián Quintana quien dijo que las acciones ilegales del Hacker y Andromeda estuvieron encaminadas, por ejemplo, al espionaje del proceso de paz y ese tipo de informaciones fue luego vendida al mejor postor, e inclusive terminó beneficiando a una campaña política.

Por este caso fueron capturados, previo aval del juzgado 75 penal municipal de control de garantías de Bogotá, los cabos del Ejército Nacional, Luis Alberto Moreno Montes y Carlos Alberto Betancourt Sanchéz, alias ‘Bender’ y el agente de la Dirección Nacional de inteligencia, Wilsón Leonardo Torres Wilches.

“La relación es la siguiente: Andromeda cuando es descubierta por la Fiscalía sigue su actividad delictiva a través de la oficina de Andrés Sepúlveda, así que la relación es muy estrecha”, dijo Quintana.

Agregó que mientras Andrés Sepúlveda estaba delinquiendo en la oficina de interceptación, los operadores del caso hacker estaban detrás de él proporcionándole información y siguiendo esa actividad delictiva de espiar los diálogos de La Habana, es la hipótesis que tiene la Fiscalía y que la estamos confirmado con estas capturas”, indicó el Director nacional de CTI.

Julián Quintana también sostuvo que la hipótesis es que este caso se relaciona con las interceptaciones ilegales que sufrió el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle.

“Como hipótesis como lo anunció el Fiscal General posiblemente haya una relación entre las chuzadas de Humberto de la Calle y el caso hacker y Andrómeda, eso lo estamos estableciendo”, explicó Quintana.

Asimismo sostuvo que el grupo de tareas especial del CTI trabaja en nuevas informaciones que indicarían que otras fachadas de interceptación ilegal seguirían operando en varias zonas del país, especialmente en Bogotá.

La Fiscalía advirtió que los capturados deberán responder por los delitos de cohecho propio, espionaje y violación de datos personales.

El Fiscal a cargo del caso presentará a los tres suboficiales del Ejército ante un juez de control de garantías para legalizar las capturas, imputarles los tres delitos y solicitar las respectivas medidas de aseguramiento.