Sobre el Océano Pacífico y en medio de un operativo desarrollado por la Policía y la Armada fue interceptada una embarcación tripulada por ciudadanos ecuatorianos. Las autoridades descubrieron que eran transportados 621 galones de gasolina desde el vecino país y que según el coronel William Valero, subcomandante de la Policía Aduanera, serían usados en laboratorios para procesar droga. "Este combustible iba hacia Tumaco y por algunos pantanos introducido a zona rural para ser utilizados en los laboratorios para procesar cocaína de los grupos armados ilegales", señaló el oficial. Los ecuatorianos fueron presentados ante un juez y ya se encuentran privados de su libertad mientras enfrentan un proceso judicial por contrabando de hidrocarburos y concierto para delinquir