Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage



La Policía logró evitar que más de medio billón de pesos fuera hurtado de las cuentas de nómina que maneja Colpensiones y en las que les consigna a sus trabajadores el salario. Según el general Jorge Rodríguez, comandante de la Dijin de la Policía, hace seis meses descubrieron movimientos irregulares en las cuentas que fueron denunciados por los mismos trabajadores.

"El día 25 de abril se presentó una alerta en Colpensiones especialmente en el tema del pago de nómina, fue así como se inició con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación la investigación", aseguró el general Rodríguez.

Lo que hacían los 22 denominados mercenarios informáticos era contactar a funcionarios de Colpensiones que trabajaban en el área de tesorería y con su ayuda instalaban en los computadores programas a través de los cuales controlaban las cuentas en las que se consignaban los salarios.

Luego reclutaban a personas que prestaban sus cuentas de ahorro y en ellas consignaban los recursos que transferían de manera ilegal. Esta no era la primera vez que los señalados delincuentes actuaban.

"Algunos de estos indiciados están también vinculados en hechos similares de defraudación a la Unidad de Restitución de Tierras, recordemos que fue un fraude por poco más de mil millones de pesos, igualmente el fraude al colegio Siervas de San José por 589 millones de pesos", agregó.

Antes de ser cobrados los dineros, la Policía logró recuperarlos; además de las 22 capturas, también se investigan a algunos funcionarios de Colpensiones y a las personas que prestaron sus cuentas de ahorro para cometer el fraude.