Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Envían a la cárcel a los padrinos de Sara Salazar, menor asesinada en Tolima

Ángela Johana Guerra y Edilberto Rojas, padrinos de la niña Sara Salazar, asesinada en Armero - Guayabal, fueron enviados a la cárcel por su responsabilidad en el crimen de la menor.

Exequias Sara Salazar / Foto Colprensa / El nuevo día


Ángela Johana Guerra y Edilberto Rojas, padrinos de la niña Sara Salazar, asesinada en Armero - Guayabal, fueron enviados a la cárcel por su responsabilidad en el crimen de la menor.


El juez determinó que Guerra y Rojas fueran enviados a la cárcel de Picaleña bajo medida de aseguramiento.


En la audiencia  que se desarrolló en Ibagué, capital del Tolima, les fue legalizada su captura a altas horas de la noche.


Los dos adultos fueron capturados por las  autoridades de policía judicial señalados de ser los  presuntos autores del abuso sexual y homicidio de la menor de tres años de edad.


Guerra y Rojas, padrinos de la menor, tenían hace aproximadamente un año bajo custodia solidaria a la niña y no aceptaron los cargos imputados.


Ante la gravedad de los hechos deberán responder por delitos relacionados con abuso sexual, tortura agravada y homicidio agravado.


Estas primeras capturas solicitadas por la Fiscalía General se produjeron luego de que se obtuvieron las pruebas de laboratorio de Medicina Legal que comprobarían la responsabilidad de estas dos personas en los vejámenes sexuales y homicidio de la niña.


Violencia física y sexual reiterada 


La vicefiscal María Paulina Riveros aseguró que se estableció que los dos capturados habrían ejercido actos de violencia física y sexual de manera reiterada contra la menor.

En la necropsia realizada por el Instituto Nacional de Medicina Legal se determinó que la causa de la muerte fue un trauma encefálico severo secundario y trauma contundente y biodinámico (zarandeo), lo que hace parte del síndrome de maltrato infantil agudo y crónico.

“Más allá de un eventual accidente la niña presentaba signos de maltrato reiterados (…) zarandeos reiterados. Además, otras señales de tortura en el cuerpo de la niña porque presentaba signos de maltrato en sus manos”, dijo la vicefiscal.

La mujer deberá responder como presunta autora material del delito de homicidio agravado, coautora material por acción del delito de tortura agravada, y autora (bajo la figura de posición de garante), del delito de acceso carnal violento agravado.


Por otra parte, al padrino se le imputarán los cargos por tortura agravada y también por su posición de garante.


El Instituto de Medicina Legal avanza en la práctica de nuevos exámenes especializados de ADN con el fin de establecer quienes habrían sido los autores de los abusos sexuales que presentaba la menor.


Luis González, director nacional de Fiscalías Seccionales, dijo que se investiga la posible responsabilidad de otras personas en relación con los delitos de los que fue víctima la menor.


La Fiscalía enfatizó que no se descarta adelantar una posible investigación contra los responsables de la Comisaría de Familia Regional por estos hechos, de comprobarse la comisión de algún delito o una presunta omisión.