Cortesía CTI

Por delitos como concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico o porte de estupefacientes, cohecho propio y cohecho por dar u ofrecer fueron capturados cuatro integrantes activos de la Armada Nacional.

De acuerdo con las autoridades, los militares al recibir dinero de organismos narcotraficantes se convirtieron en cómplices y miembros de la red que facilitaba el tránsito de drogas e insumos para el procesamiento de alcaloides entre los municipios de Tumaco en Nariño y Guapi en Cauca.

"Eran suboficiales de la Armada Nacional de las estaciones de Guardacostas, sobretodo del municipio de Tumaco, y tres civiles, entre ellos una abogada encargada de gestionar todos los trámites en las Fuerzas Militares y a la vez actuar como agente penetradora de la estructura de narcotráfico para lograr esos enlaces en la fuerza pública", señaló Raúl Gonzáles, director de Fiscalías en el Cauca.

En medio de las investigaciones se pudo comprobar que los uniformados suministraban información a los delincuentes sobre operativos y rutas de vigilancia en Altamar para que pudieran evadir los controles de las autoridades.

"Inicialmente lo que se tiene establecido es que generaban toda una actividad para permitir el transporte sin ningún problema con el movimiento de las estaciones de Guardacostas; ellos mismos dañaban las embarcaciones para que no pudieran salir a los controles y generaban algunas devoluciones más que todo de combustible y motores que se habían incautado", puntualizó Gonzáles.

Dos años duró esta investigación por parte de la Fiscalía y en la que participaron oficiales de Contrainteligencia de la Fuerza Naval del Pacífico para lograr la captura de los militares.