El Cardenal Primado afirmó que la Iglesia nunca ha excluido a los divorciados. El cardenal Primado de Colombia, Monseñor Rubén Salazar, explicó que las declaraciones del Papa Francisco en relación a los divorciados y vueltos a casar, no significa un cambio en la doctrina de la Iglesia. Aseguró que los separados y vueltos a casar no han sido nunca excluidos de la Iglesia. No obstante dijo que no pueden recibir la comunión. “Aquellos que tienen un matrimonio sacramental pero que están separados y alguno de ellos ha contraído nuevo matrimonio civil, por ese hecho no queda excomulgado de la Iglesia, sigue formando parte de la Iglesia, la Iglesia lo considera miembro de su comunidad y por lo tanto merece todo el cuidado y toda la atención que la Iglesia le tiene que prodigar”, aseguró. Según señaló, esta postura de la Iglesia fue ratificada por el Papa San Juan Pablo II y por el Papa Benedicto XVI. “Es la doctrina de siempre de la Iglesia, ahí no hay ninguna innovación pero no se puede por lo tanto equiparar eso a decir: el Papa Francisco ahora dice que los divorciados vueltos a casar pueden volver a comulgar, una cosa es poder comulgar y otra pertenecer a la Iglesia, muchos no comulgan todos los domingos pero pertenecen a la Iglesia”. Las palabras de Francisco se conocen justo antes del próximo Sínodo de los Obispos, que se llevará a cabo en octubre, en donde los prelados de todo el mundo analizarán cómo los católicos deben afrontar los desafíos actuales para la familia.