Mediante los Centros de Desarrollo Infantil, Cdi, la Secretaría de Salud de la Gobernación del Atlántico y el Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, realizan acciones de intervención colectiva para determinar el estado nutricional de la población de 0 a 12 años del Departamento. Los Agentes Primarios en Salud realizan una búsqueda activa, casa a casa, de los menores que presentan signos y síntomas de bajo peso, delgadez o  desnutrición para remitirlos a valoración médica. La más reciente actividad se desarrolló en la etapa 1 de la urbanización Mundo Feliz de Galapa donde se valoraron 108 niños en un trabajo interdisciplinario en el que intervinieron médicos, nutricionistas, trabajadores sociales y psicólogos. El secretario de Salud del Atlántico, Armando De la Hoz Berdugo, informó que del total de niños valorados, 13 se encontraron con riesgo de desnutrición aguda, 7 con delgadez y uno con desnutrición aguda severa. “Inmediatamente les iniciamos un plan de choque a fin de recuperar su condición de salud. La importancia de esta actividad radica en que se hace en complementariedad con las acciones que desarrolla el Bienestar Familiar, de manera que entramos a hacer un significativo refuerzo para preservar el estado nutricional de estos niños”, dijo De la Hoz. Atención a venezolanos Mundo Feliz es una zona vulnerable del municipio de Galapa a la que las administraciones municipal y departamental benefician con obras y proyectos sociales para  mejorar su condiciones de vivienda, salud y educación. Se caracteriza también por ser un sector que muchos retornados venezolanos ven como oportunidad para asentarse y empezar una nueva vida. Las familias venezolanas que han llegado están integradas en su mayoría por menores que no gozan de las mejores condiciones de salud, y a quienes la secretaría de Salud les brindado atención sin distinción de nacionalidad. Dentro de este grupo poblacional se destaca la familia conformada por Esteban Jobo,  técnico en refrigeración ,  Yogalis Bencomo, ama de casa y sus cuatro hijos: Estefany de 12 años,  Yuleidys de 9, Sebastián de 2 y Yoleiber de un año. Ellos llegaron hace dos meses procedentes del vecino país. Yeliber presenta riesgo de desnutrición aguda y su peso corresponde a un bebé de seis meses por lo que fue intervenido por lo profesionales de salud y será incluido, de manera prioritaria, en el programa de Nutrición y en el de Crecimiento y Desarrollo del hospital de Galapa.