Informes preliminares dan cuenta de más de 110 familias damnificadas por cuenta de los vientos huracanados que golpearon la noche del lunes al municipio de Guaranda, Sucre. Los fuertes vientos, en medio de la lluvia, afectaron la vereda Las Demetrias y la cabecera del corregimiento La Ceja y la vereda Las Tarullas y cabecera del corregimiento Puerto López. La fuerza de los vientos destechó las casas y como consecuencia de las lluvias las familias perdieron animales y enseres. La Alcaldía de Guaranda con el apoyo de organismos hicieron un barrido para tratar de establecer las pérdidas y afectados a fin de llevar ayudas urgentes. Manuel Padilla Díaz relató que pasadas las 11:00 de la noche los vientos levantaron el techo y tuvieron que salir a la calle para evitar que tejas y paredes les cayeran encima. “Quedamos sin vivienda y todos nuestros muebles y electrodomésticos se nos dañaron”, dijo Padilla, quien pide que les ayuden con tejas, materiales y madera para poder mejorar la casa. Para Wellington Andrade Chávez, las lluvias y vientos fueron una verdadera sorpresa porque estaban viviendo una temporada de sequía. Además de las afectaciones a las viviendas resultaron en el suelo árboles, cultivos frutales y postes de energía dejando sin el servicio amplios sectores del municipio. “Mientras llegan ayudas del orden nacional hemos entregado ayudas humanitarias para mitigar un poco la situación que viven estas familias, que además requieren materiales para recuperar las viviendas”, dijo el alcalde Nolberto Beltrán Bueno.