Los hechos se registraron en el barrio Nuevo Milenio del municipio de Soledad, los fuertes vientos causaron que las laminas de los techos volaran por todo el barrio, dejando como resultado estas 17 viviendas afectadas. Algunas  de las familias durmieron durante la noche a la intemperie por que no tuvieron en donde refugiarse. Belkis Moscote, una de las mujeres afectadas pidió ayuda urgente a la Alcaldía de Soledad. “Estamos rogándole a Dios que no llueva, después de eso hubo un aguacero tuvimos que tapar todas las cosas, mover colchones, televisores todo porque ese aguacero  fuerte y no teníamos techo. Le pedimos a la Alcaldía que nos solucione urgente”, mencionó Moscote. En estos momentos las personas tienen sus enseres tapados con plásticos y sábanas ya que temen que llueva en cualquier momento. De estos hechos solo resultó una mujer levemente herida.