Campesinos que habitan en las riberas del río Magdalena a la altura del municipio de El Banco, han perdido sus cosechas por efecto del aumento en los niveles del río Magdalena, calamidad originada por el incremento de las lluvias en los últimos días. En alerta y con mucha preocupación se encuentran las autoridades del municipio de El Banco ante el constante crecimiento de los niveles del río Magdalena que podrían alcanzar en los próximos días el tope máximo para que se presenten posibles inundaciones tal como aconteció en el año 2010. Según el último reporte de medición pluviométrica, el afluente presenta en la actualidad una profundidad de 8 metros 10 centímetros, lo que representa una aproximación al punto de desborde de las aguas en las orillas de la población magdalenense. Aunque los organismos de socorro y el Ideam han emitido la alerta roja por el aumento de las lluvias, algunos sectores de El Banco ya han sufrido serias afectaciones por la subida del río. Según Víctor Rangel, Alcalde de El Banco, “muchos de nuestros campesinos perdieron cosechas de yuca, plátano, maíz y otros cultivos menores, también ha habido pérdida de ganado y pasto y de otros cultivos de pan coger, también dificulta la temporada de lluvias, la movilidad de la zona urbana y rural, al igual que el colapso del sistema de alcantarillado”. Ante el actual panorama, el funcionario ha tomado medidas y planes de contingencia encaminados a prevenir posibles crisis humanitarias. En este sentido se la ha informado a diversos sectores de la población para considerar la posibilidad de trasladarse de lugar. “Le pedimos a los comerciantes para que vayan mudando sus existencias, sus mercancías, también a los barrios sub normales de mayor vulnerabilidad, por ejemplo el barrio La Playa, 10 de julio, Óscar Pisciotti y La Candelaria, se les ha ido diciendo que vayan buscando la forma de evacuar porque la humedad está también trayendo consigo enfermedades respiratorias y diarreicas en los menores”.