30 mil reses han muerto por los efectos del fenómeno del Niño en lo que va corrido del año 2015 en la Región Caribe, principalmente en en Montería, Cesar, Magdalena y el departamento del Atlántico. El presidente de Asoganorte, José De Silvestri, indicó que las pérdidas son millonarias para los ganaderos. "En el Atlántico son 400 las reses muertas según las cuentas de los ganaderos y ademas son 60 mil los predios afectados por la sequía.", Dijo De silvestri. Las pérdidas son incalculables ya que la afectación ha generado una disminución de la producción de leche en el 60 por ciento. Otras de las problemáticas que viven toda la Región Caribe por el fenómeno del niño es el deterioro de las fuentes hídricas.