Personero de Cartagena advierte que algunos colegios ponen trabas para el traslado de alumnos.

De acuerdo con la entidad, las deudas de los padres no pueden ser impedimento para que rectores ninguen la documentación de estudiantes. El personero de Cartagena, William Matson Ospino, advirtió que algunas instituciones educativas de la ciudad están atentando contra los derechos de sus estudiantes, al impedirles su traslado a un nuevo colegio, indicó que las deudas pendientes por concepto de matrícula o mensualidades vencidas no puede ser un argumento para que los niños se inscribe en una nueva institución.

“Estamos recibiendo con mucha preocupación algunos comportamientos que no están dando la documentación a los estudiantes para que sean matriculados en otros colegios, como medio de presión para que las personas, en este caso padres de familia, paguen la mensualidades que deben” señaló el representante ante el Ministerio público.

Por esta razón, Matson Ospino convocó a la Secretaría de Educación y la jefatura de Cobertura Educativa para analizar las irregularidades que afectarían decenas de estudiantes con el fin de buscarle una pronta solución. En caso de mantenerse la falta, instó a sancionar a los colegios que retengan la documentación de sus alumnos.

“Yo creo conveniente que se aplique la ley en este tipo de casos. No somos patrocinadores de esta situaciones de que las pensiones se dejen de pagar por parte de los padres, pero deben hacerlo dentro de los procedimientos señalados sin que afecte la educación de los menores” agregó Matson.

Jairo Benito Revollo, personero delegado en Comunidad, Mujer y Familia, explicó que la actitud de los rectores y propietarios de estas instituciones educativas viola la sentencia T666 de 2013 de la Corte Constitucional, “la educación es un derecho (...) su desprotección o marginalidad hacen un Estado fallido. Su importancia es irrefutable pues se encuentra relacionado con la erradicación de la pobreza y el desarrollo humano”