Según la información de las autoridades los sujetos, fueron interceptados en la bahía de Cartagena, mientras navegaban en una lancha rápida desde la que lanzaron varios bultos al mar, tras verse sorprendidos, por los Guardacostas de la Armada Nacional. Durante la operación los buzos, lograron recuperar 6 sacos llenos de cocaína que pesaban 220 kilos. Así mismo fueron incautadas 3 canecas de 20 galones, 8 canecas más con capacidad para 55 galones y 480 galones de combustible, suficiente para un viaje hacia Centroamérica, por lo que se presume se dirigían hacia Honduras o Panamá. La medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en la cárcel San Sebastián de Ternera, de Cartagena, le fue dictada a Carlos Escobar Mendoza, del departamento de Sucre; Emry Humberto Powell Murray, de San Andrés, y Larue Tomás Homphreys, de Bogotá, por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.