http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/VozSargento.mp3 El avión se accidentó el viernes en Codazzi, Cesar, donde fallecieron 11 uniformados de la Fuerza Aérea. Juan Felipe Bermúdez, coordinador de la oficina de Gestión del Riesgo en el Cesar, manifestó que ya han sido recuperados ocho cuerpos de los 11 que perecieron en el siniestro. El director regional de Medicina Legal, Carlos Murillo, dijo que durante la tarde de este sábado esperan la llegada de todos los cuerpos a la entidad, para los respectivos análisis. “Estamos esperándolos. Sabemos que aún no los han sacado del lugar de los hechos. Nos han informado que la extracción ha sido algo difícil. Los cuerpos los estamos esperando después de dos de la tarde”, informó Murillo. Por su parte, el sargento Ariel Romero, integrante del Cuerpo de Bomberos que atiende la emergencia explicó que las labores de rescate se han dificultado ya que la aeronave cuenta con cápsulas de oxigeno que podrían explotar. "Es un proceso muy lento, porque ese avión está dotado de unas cápsulas de oxigeno que si uno hace un corte en algún lugar equivocado puede generar una detonación bastante fuerte en el sitio. Nosotros estamos haciendo el procedimiento guiado por el personal de la Fuerza Aérea que son los que conocen cada rincón del avión y nos dicen donde podemos hacer los cortes sin que causemos daño", dijo Romero. Asimismo agregó que “es una labor muy dispendiosa, estamos a campo abierto, el sol está muy intenso y el personal sufre mucho de deshidratación al realizar la labor”. En las labores de rescate participan cinco integrantes del Cuerpo de Bomberos de Valledupar y siete del Cuerpo de Bomberos del municipio de Codazzi. “Estamos alternando el trabajo. El personal se cansa por que los equipos y las herramientas utilizadas en estos casos son muy pesadas: los gatos hidráulicos, los cortes, los movimientos, hay que cuidar que los cuerpos no se vayan a dañar más, hay que tener en cuenta que es un avión y que los aviones tienen material radioactivo por lo que hay que ser muy cuidadoso, a esto se suma el riesgo biológico debido al estado de los cuerpos”, señaló Romero. Por su parte Raúl Maya, secretario de Gobierno del departamento del Cesar, reveló hasta el momento se manejan dos hipótesis relacionadas con la caída del avión de la Fuerza Aérea Colombiana. “Una tiene que ver con fallas mecánicas y otra con el mal tiempo que ayer se estaba presentando en la región Caribe”, señaló Maya. Desde el momento del accidente el lugar se encuentra acordonado, permitiendo el acceso solo a las autoridades y los organismos de socorro.