Los trabajos de protección en Santa Lucía  con el mecanismo de colchacreto avanzan en su segunda etapa. A la fecha ya se han instalado 200 metros que se suman a los 300 que fueron construidos en la primera etapa y entregados en octubre del año pasado.El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, recordó que en total se protegerán 1.400 metros de la orilla del Canal del Dique con una inversión de $22.000 millones por parte del Fondo Adaptación. Los trabajos están a cargo de la compañía A Construir S.A. “Llevamos 33 % en avance de estos trabajos y todo marcha según lo estipulado en el plan de trabajo del contratista. Esta es una obra que hace parte del megaproyecto de recuperación de la navegabilidad en el Canal del Dique desde Calamar hasta la bahía de Cartagena con una inversión de $2.2 billones”, indicó el gobernador Verano. Con estos trabajos se ha corregido el talud del Dique haciendo rellenos donde sea necesario para posteriormente instalar el colchacreto. El mandatario departamental señaló que, adicionalmente, se está realizando otra obra: la construcción de un muro de contención (contiguo a la de colchacretos) que tiene una longitud de 2 kilómetros, por valor de $5.000 millones. A la fecha van 300 metros y se está trabajando en la gestión predial para continuar con las labores. “Entre estos trabajos de protección del colchacreto y el muro de protección queda un sendero en el que tenemos pensado construir un parque lineal que le dará otra imagen a este sector, queremos que se convierta en un sitio turístico del municipio y así aprovechar el paisaje del Canal del Dique y la belleza de la Plaza Son de Negro”, puntualizó el mandatario departamental. El ingeniero a cargo de los trabajos de protección con colchacreto, Carlos Lobo, explicó que los 200 metros que se han construido en la segunda etapa están distribuidos de la siguiente manera: 100 metros en el punto cero del proyecto y otros 100 contiguos a los 300 metros que se construyeron en la Plaza Son de Negro. “La segunda etapa contempla 600 metros en total que van desde el punto cero para empalmar con los 300 metros de la primera fase”, explicó el ingeniero Lobo. La tercera fase proyecta la construcción de los 500 metro finales que partirán de la Plaza Son de Negro. Explicó que la técnica del colchacreto consiste en poner dos capas de un material resistente con un espacio considerable para rellenarlos con concreto fluido de aproximadamente 2.500 libras. La grava (piedra del concreto) tiene un tamaño de ¾ máximo.  “Son trabajos que nos darán impermeabilidad, durabilidad y evitarán la erosión del talud, esperamos entregar los 1.400 metros a finales del mes de abril”, puntualizó el ingeniero a cargo de la obra.