La plaza de pescado del Mercado Público de Barranquilla ha sido objeto de una transformación en materia de salubridad por parte de la Gobernación del Atlántico.

Gracias a un convenio que se realizó con la Corporación Proagroambiente, los comerciantes hoy tienen mejores sitios de trabajo, se han capacitado en buenas prácticas pesqueras y cuentan con una máquina de hielo para preservar la cadena de frío.

El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, dijo que este fue un compromiso que asumió desde su campaña política. “Esta ha sido una necesidad constante entre nuestra gente del mercado y me propuse cambiar esta situación y ya dimos los primeros pasos”.

El secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación del Atlántico, Anatolio Santos Olaya, aseguró que en este convenio se hizo una inversión de $480 millones, de los cuales, la Administración Departamental aportó $370 millones y la Corporación Proagroambiente los $118 millones restantes.

Esta inversión impacta a 600 comerciantes, entre picadores, vendedores y miembros de la cooperativa Coodipez.

“Gracias a esta iniciativa los comerciantes de la plaza mayorista de pescado se han vinculado a los procesos de implementación de buenas prácticas de manufactura, además, en seguridad industrial y salud ocupacional, todo con el propósito de que mejoren las condiciones de sus productos y las suyas para fidelizar a los clientes”, indicó Santos Olaya.

Hoy los comerciantes ofrecen un producto de calidad y en condiciones fitosanitarias adecuadas, factor fundamental para mejorar los ingresos.

“Un cliente satisfecho, sin duda, volverá, por eso, hicimos esta intervención en la plaza de pescado. Era una petición de nuestro gobernador Eduardo Verano par que muchas las familias que dependen de este renglón del comercio empiecen a cambiar sus condiciones laborales”, dijo el secretario de Desarrollo Económico.

El director de proyectos de la Corporación Proagroambiente, Johnny Cuéllar, hoy los comerciantes cuentan con puestos de venta adecuados. La intervención que se hizo abarca los mesas, las cubiertas y accesorios para la manipulación del producto.

Además, señaló que ahora se cuenta con una máquina de hielo de 1 tonelada que les permite conservar la cadena de frío, vital para la comercialización de los productos.