La fuerte precipitación que se inició a las 2 de la tarde con vientos y tormentas eléctricas originó caos en movilidad, cortes de energía en diversos sectores de la ciudad  y desbordamientos en algunas localidades de la capital del Magdalena. Según los primeros reportes los puntos más afectados se presentan en los barrios Garagoa, Timayui, Nuevo Milenio y Pescaíto en donde las aguas de escorrentía inundaron algunas residencias. En el barrio Las Malvinas los vecinos reportan inundaciones en sus residencias por el desbordamiento de la quebrada Santana. El director de la Defensa Civil del Magdalena, Mayor Eduardo Vélez hizo un llamado de alerta a los residentes a las riberas de los ríos Gaira y Aracataca que tienen su origen en la Sierra Nevada de Santa Marta ante el posible incremento de  los niveles del afluente. Según el Ideam la cantidad de precipitación presentada llegó hasta los 70 milímetros. Las principales arterias de la ciudad como la Avenida Libertador y Santa Rita sufrieron afectaciones por el crecimiento de los arroyos que afectan la movilidad, colapsando el tránsito vehicular y dejando automotores represados. A esta hora los organismos de socorro como Bomberos y Defensa Civil, con el acompañamiento de funcionarios de la Oficina de Atención y Gestión de Riesgo de Desastres realizan visitas de inspección a los barrios de localidades periféricas para evaluar posibles daños por el fenómeno natural. A nivel departamental, los municipios de Guamal y El Banco al sur del Magdalena a esta hora presentan afectaciones de energía.