Durante las celebraciones de la noche de "las velitas" fueron cerrados 8 establecimientos nocturnos los cuales excedieron los niveles de ruido permitidos.

De acuerdo a la Policía, en estos lugares se registraron afectaciones a la convivencia ciudadana por la venta de bebidas alcohólicas sin los documentos permitidos así como la afectación a la tranquilidad de sectores residenciales.

En estos sitios fueron suspendidas las actividades comerciales de manera temporal como sanción por infringir las normas.

Además se aplicaron 25 comparendos por la venta ilegal de pólvora en toda la ciudad y más de 25 kilos fueron decomisados.