Foto referencial Colprensa-Cortesía

El incremento en el número de homicidios durante los primeros 12 días del 2017, provocó un choque entre el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, y la Policía de la ciudad.

En total son 38 muertes y estas semanas a lo que se suma el incremento de las riñas en las fiestas de fin de año. Por eso, el alcalde manifestó que "la policía debe comprometerse" y pidió "más actitud" para garantizar la seguridad a los ciudadanos.

"La comunidad sabe dónde están los bandidos, dónde viven, dónde venden drogas, por eso necesitamos más actitud, que la gente se sienta protegida, porque no lo están", dijo el mandatario.

"Como es posible que más de 1.200 agentes se fueran de vacaciones en fechas tan importantes como el 24 de diciembre y el primero de enero. Nosotros hemos dado las herramientas para que trabajen por la comunidad", reiteró Alejandro Char.

El mandatario también indicó que "la presencia del Ejército en la calle debe ser más efectiva y que no bajen la guardia ante el accionar de la delincuencia".

En respuesta, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Mariano Botero Coy, aseguró que no 'han bajado la guardia' y por el contrario resaltó la gestión que se ha adelantado.

"Se han realizado 150 capturas por diferentes delitos en la ciudad; estamos persiguiendo a más de 30 bandas delincuenciales, nosotros prendimos las alarmas y nos enteramos por medio del Inpec que quedaron libres 215 delincuentes que se ubicaron en ese sector del barrio el bosque en el suroccidente de la ciudad", dijo el comandante.

El brigadier general también llamó la atención a las autoridades manifestando que "hay una lista de delincuentes que están delinquiendo desde las cárceles en Barranquilla y por eso es necesario que sean trasladados".