Más de siete horas duró la audiencia de legalización de captura, dentro del proceso que se adelanta en contra del exalcalde de Santa Marta y precandidato presidencial Carlos Eduardo Caicedo y el suspendido mandatario, Rafael Alejandro Martínez, por corrupción en contratos por $12 mil millones. El juez Octavo Penal Municipal con funciones de control de garantías les imputó los delitos de celebración de contratos sin el lleno de requisitos esenciales y peculado por apropiación, cargos a los cuales no se allanaron los implicados. El abogado de la defensa, Iván Cancino, compartió detalles del procedimiento celebrado en el centro de servicios judiciales de la Fiscalía en Santa Marta, en medio de estrictas medidas de seguridad y con la presencia masiva de seguidores y simpatizantes de los indiciados. “La Fiscalía imputó ya dos delitos, la celebración de contratos, uno frente a Carlos Caicedo y contratistas, frente a cinco puestos de salud de la ciudad de Santa Marta; el segundo frente a Rafael Martínez  por tres centros de salud, contratos que según la Fiscalía tienen algunas irregularidades que obviamente la defensa no comparte y que probará en audiencias venideras, porque está equivocada la Fiscalía; ninguno de los imputados aceptó los cargos”. Para las 9:00 de la mañana de este 30 de noviembre quedó citada la audiencia de medida de aseguramiento, en la que la Fiscalía explicará los motivos y los fines por los cuales los implicados deberán permanecer privados de la libertad y la defensa intentará demostrar que sus representados no son un peligro para la sociedad.