Cargando contenido

De acuerdo con trabajadores, de la ESE San Francisco de Asís de Sincelejo, en los últimos 18 meses se han ido más de 120 mil de los 220 mil usuarios que tenía la entidad.

Sindicatos de la salud en Sucre denunciaron que alcaldes están acabando con la red de pública de salud. Habrían vendido más de 600 mil usuarios a la red privada.

El tráfico de usuarios de la red de salud pública a las IPS privadas tiene en una profunda crisis a las Empresas Sociales del Estado EPS, que se han quedado sin sustento por falta de venta de servicios.

Lo grave del asunto, denunció Carmen Covo, del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud (Sintrasalud), es que detrás de este negocio están los alcaldes.

Según la denuncia, en Sucre han sido vendidos más de 600 mil usuarios a los gerentes de las IPS privadas. Señaló que esta situación ocurre en Galeras, Sincé, Majagual, Guaranda, Corozal, Sampués, Los Palmitos, Sincelejo y Tolú.

“Los usuarios no se van por que se quieren ir, se van por que a ellos los negocian, ellos no se van solos. … Se pueden ir dos, tres cuatro, 10, 30, hasta 100, pero más de 100 no se van solos”, dijo Covo.

Explicó que los usuarios se empaquetan por cantidades para pasarlos a las entidades privadas por un valor determinado.

Destacó que  en ello participan alcaldes, secretarios de salud, gerentes de ESE y los de las IPS privadas.

Dijo que recientemente se presentó en Tolú, donde el alcalde y el gerente de la ESE trasladaron usuarios a las entidades privadas.

En el caso de la ESE San Francisco de Asís de Sincelejo, en los últimos 18 meses se han ido más de 120 mil de los 220 mil usuarios que tenía la entidad, destacó el médico Jorge Álvarez.

Destacó que 100 usuarios les significan en promedio unos 70 millones de pesos cada mes a la entidad de salud.