Cargando contenido



Las autoridades de Cartagena decretaron la alerta amarilla en la red hospitalaria de la ciudad para garantizar la prestación de los servicios médicos durante la temporada vacacional de fin de año.

Al menos 803 profesionales, 306 IPS y otros 39 centros médicos están habilitados para atender a los pacientes en diferentes puntos de la heroica.

Esta medida inició desde noviembre y fue extendida hasta el 15 de enero, cuando se espera hayan llegado a la ciudad más de 250 mil turistas extranjeros y nacionales.

Adriana Meza, directora del departamento de Salud, aseguró que de esta forma se garantizará la atención médica de turistas y cartageneros en caso de emergencias:

"Esto es con el fin de hacer una vigilancia especial para que Cartagena tenga un turismo seguro y también para tener cero quemados con pólvora".

De acuerdo a las autoridades, en promedio más de 10 personas requieren atención médica en las playas de la ciudad durante esta temporada de fin de año e inicios de enero. Las urgencias están relacionadas con altas temperaturas y la deshidratación.

"También se sugiere no comer alimentos que puedan estar en mal estado; estar atentos al licor adulterado porque esto puede producir ceguera y hasta la muerte", indicó la funcionaria.

Las autoridades recomendaron a los visitantes abstenerse de consumir alimentos y bebidas en ventas ambulantes debido a que las intoxicaciones hacen parte de las urgencias médicas más comunes durante esta época del año.