La alcaldesa de Cantagallo, Herlides Arango, decretó la alerta roja en esa población del sur de Bolívar, ante las afectaciones que está causando la creciente de los ríos Magdalena y Cimitarra. Según la mandataria, el municipio es como una isla y se encuentra rodeado por estos afluentes, situación que explica porque es tan vulnerable a las inundaciones, donde el aumento del caudal de estos dos ríos tiene por lo menos 10 veredas bajo las aguas. "Tenemos 10 veredas inundadas, 4 barrios del casco urbano inundados y aproximadamente 1.500 personas damnificadas", afirmó. Manifestó que la población está a la espera de la llegada de una comisión de la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo y Desastres para, una vez evaluar la magnitud de las emergencias, proceder "a implementar las acciones articuladas entre el departamento y el municipio". "Esperamos que no siga lloviendo y que no aumente el nivel de los ríos porque si no, el número de damnificados aumentaría", aseveró. Los habitantes de las comunidades rurales claman pronta ayuda, debido a las afectaciones de las inundaciones están ocasionando a su cultivos, principal fuente de ingreso y sustento de sus hogares.“El río Cimitarra es un afluente que baña la parte trasera del municipio y está desbordado. Se encuentran más de 24 veredas inundadas, con bastante pérdidas en cultivos, animales de corral y ganado”, dijo un habitante de esa población. "Hay perdidas de cultivos de maíz, plátano, yuca, ajonjolí. Todo lo que está sembrado a la orilla del río, todo se lo ha llevado el río", apuntó otro poblador. Según información suministrada por la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo y Desastres, los municipios de Cantagallo, San Pablo, Achí, Simiti y Pinillos, registran el mayor riesgo de inundaciones, no sólo por la temporada de lluvia, sino que al ser el Sur de Bolívar una zona que conecta con los departamentos de Santander, Madgalena, Cesar y Antioquia, está recibiendo las descargas de agua procedente de esas poblaciones y que está llevando al rápido incremento de los niveles de los ríos que bañan esta zona del país.