Foto: Cortesía

En la zona rural de Magangué crece la emergencia por cuenta de la erosión que causa el río Magdalena en su paso por el corregimiento de Barbosa.

En las últimas hora, la corriente del afluente generó el colapso de la torre que estaba en la iglesia de esa población y generó caos entre los pobladores, quienes aseguraron que desde hace 3 años pidieron a las autoridades que evaluaran la situación pero no han tenido respuesta. 

Con el incremento en los niveles del río, se aumentaron los niveles de erosión al punto que más de 30 viviendas están a solo 3 metros de ser arrasadas.

"Dormimos con miedo, con preocupación porque en cualquier momento crece el río y termina de llevarse el poquito de tierra que todavía protege las casas", dijo una de las habitantes de esa población.

[gallery ids="430931,430930"]

El párroco de esa comunidad, Luis Eduardo Arroyo, señaló que son 30 familias en riesgo de peder sus viviendas por la erosión. Estas personas se dedican a la pesca y la agricultura por lo que según el sacerdote, no tendrían forma de reponer la pérdida de sus viviendas. 

"Esto de la erosión ha venido afectado a Barbosa, esto era una plaza inmensa a orillas del río y ya el río está en el templo. En el 2015 dejamos de usar el templo que estaba rajado y el río estaba cerca. En mayo sacamos los santos, el techo y todo y en este año se empezó a caerse el templo. Quedaba la torre y ya ayer se cayó. Es una problemática que no afecta solamente al templo sino la gente, hay 30 casas en riesgo y son personas que de perder su casa no tendrían donde vivir ni cómo hacer otra casa porque son de escasos recursos", añadió.

En la población de Barbosa en el área rural de Magangué, hay temor que continúen altos los niveles del rio debido a que entre más niveles tiene el afluente, más erosión se genera. 

Se debe señalar que son tres los municipios de Bolívar los que están afectados por la erosión del río Magdalena. Estas poblaciones corresponden a Pinillos, Magangué y Córdoba, donde la población de Tacamocho ya ha perdido más de 300 casas por causa de la erosión. 

Los gobiernos municipales ni departamentales aún no se pronuncian al respecto.