Cargando contenido

Foto: Suministrada por Transcaribe.



Una nueva jornada de protestas contra Transcaribe, ha sido anunciada por un grupo de ciudadanos, en rechazo al incremento de $200 en el valor del pasaje.

Luego que el pasado 10 de enero se realizara el #DíaSinTranscaribe, en esta ocasión la manifestación está invitando a los usuarios del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) a una #SemanaSinTranscaribe.

El colectivo que promueve esta actividad aseguró que es injusta y arbitraria el alza, considerando que esta no se justifica y más por la deficiencia que registra el servicio.

Sin embargo, esta nueva jornada de movilización está motivada por las recientes declaraciones del alcalde (e) Sergio Londoño, quien manifestó que la tarifa no variará y que la decisión de aumentar el pasaje en $200 garantiza la operación.

Advirtió además el mandatario interino que de reducirse la tarifa, esto implicaría que el distrito entre a subsidiar el Sistema, requiriendo para ello la destinación del 40% del presupuesto de recursos para obras sociales.

"Consideramos que las recientes declaraciones del alcalde encargado Sergio Londoño nos dan aún más la razón, por cuanto no da explicaciones técnicas del aumento, sino que aduce sin soportes creíbles que, si no se hubiera subido 200 pesos el valor del pasaje, al Distrito le hubiera tocado girarle este año, 20 mil millones de pesos adicionales a los 34 mil que ya le entrega la administración a Transcaribe", dice el colectivo.

Y agregan: "Es decir, que somos las y los cartageneros quienes debemos asumir la inviabilidad financiera producto de la corrupción de Transcaribe, y que se evidencia una vez más que los únicos beneficiarios por lado y lado, son los operadores".

Los ciudadanos sostienen que mantendrán las protestas hasta que se reduzca la tarifa; por lo que con pitos, instrumentos musicales, disfraces y otros medios de transporte, pedirán a cartageneros y residentes a que desde el lunes 15 de enero y hasta el viernes 19 del mismo mes, no utilicen Transcaribe.

Lo anterior estará impulsado por una marchas, que se realizará desde el Castillo de San Felipe hasta la Plaza de la Aduana, el último día de la manifestación.