El director seccional  Bolívar de la Fiscalía General de la Nación, Vicente Guzmán, le informó a RCN La Radio del aplazamiento de la audiencia que pretendía revocar la medida de casa por cárcel contra el capitán del buque chino Da Dan Xia, que arribó con abundante material bélico al puerto de Cartagena a comienzos del 2015. Explicó que a comienzos de esta semana, estaba programada dicha audiencia, sin embargo, la defensa del capitán Wu Hong solicitó el aplazamiento de la misma por falta de pruebas dentro del proceso que se adelanta contra este ciudadano asiático, quien transportaba dentro su embarcación más de 100 toneladas de pólvora, así como 2,5 millones de fulminantes, 99 núcleos de proyectil y cerca de 3.000 casquillos para la construcción de cañones de artillería. “No se pudo hacer la audiencia, el Juez la declaró fallida porque la defensa pidió un aplazamiento por tema probatorio, al parecer necesitan aportar algunas pruebas, de manera que estamos a la espera de que se fije una nueva fecha”, expresó. Según el director seccional que "la Fiscalía está presta a acudir cada vez que el Juez de Control de Garantías o de Conocimiento lo exija". Así mismo, señaló que el proceso lleva una dinámica normal, conforme a las normas de procedimiento penal vigentes en el país, en el sentido de que se deberá fijar la audiencia de acusación "donde se descubren los elementos materiales probatorios"; posteriormente, se realizará la audiencia preparatoria "donde las partes deberán presentar los elementos y el Juez decidirá cuales acepta o no" y finalmente, el juicio. Sostuvo que no hay temor por parte del ente acusador, de que se venzan los términos y que en esto está muy pendiente la Fiscal, ya que la acusación contra el capitán de esta embarcación se presentó bajo los términos legales. “Estamos a disposición del Juez de Conocimiento para que para que este fije la audiencia de acusación y seguidamente la preparatoria que es una etapa de conocimiento que le corresponde a un Juez distinto al de Control de Garantías”, indicó. El capitán Wu Hong es acusado, según los lineamientos del artículo 366 del Código Penal colombiano, por los delitos de tráfico y porte ilegal de armas de uso privativo de Fuerzas Militares y que tiene una sanción punitiva severa, que podría superar los 12 años de prisión.