Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Estatua de Diomedes Díaz en Valledupar
Estatua de Diomedes Díaz en Valledupar
Colprensa

Cada 26 de mayo, los miles de seguidores del juglar vallenato Diomedes Días conmemoran el cumpleaños del recordado cantautor, fallecido en diciembre de 2013, en una celebración que -para muchos- trasciende los límites de la realidad.

A pesar de la partida del artista los aficionados, al escuchar sus canciones, se transportan en tiempo y espacio para creer que Diomedes no murió sino que sigue vivo en sus corazones.

Sin embargo, esa suerte de creencia no solo alimenta el deseo de los fanáticos del ‘Cacique de la Junta’, por perpetuar su imaginaria existencia sino de quienes han depositado en el propio cantante, un sentido religioso de ayuda a quienes hoy le profesan una devoción que va más allá de sus entonaciones.

Lea aquí: Diomedes Díaz y el diente con diamante: la verdadera historia

Desde el año 2014, para los devotos seguidores cada cumpleaños del artista se volvió una costumbre tomar la combinación de los números de la fecha del nacimiento de Diomedes (26 de mayo de 1957), para jugar la lotería y el chance.

Fueron muchas las historias de humildes apostadores que confiaron su suerte y su dinero a los números, 2657 y 5726, multiplicando su inversión tras ser ganadores; Diomedes les hacía el milagro, aseguraban.

Las filas en las empresas de lotería eran interminables y en los rostros de los apostadores se dibujaba la convicción del triunfo, el éxito, proveniente del más allá estaba garantizado.

No obstante, lo que en su momento estuvo a punto de llevar a la quiebra a las empresas de lotería, hoy ya no se puede realizar: todo número relacionado a la vida del cantante no es aceptado para apostar, el temor a que nuevamente los números vuelvan a salir favorecidos, está latente.

Una vendedora de lotería del barrio Los Robles de Soledad (Atlántico), quien no quiso revelar su identidad, aseguró que su patrón claramente le advirtió que por nada aceptara registrar en su talonario de apuestas los números 2657 y 5726.

“Nosotros en la empresa no estamos haciendo el número del cumpleaños de Diomedes, porque usted sabe que todos los años la gente se pone a hacer ese número; la gente viene y apuesta, pero ese número no se le está haciendo a nadie”, explicó la lotera.

Lea además: Valledupar conmemora 7 años de la muerte de Diomedes Díaz

Carlos, un vendedor de ‘bolita’ (chance de lotería) del barrio La Victoria, tiene claro que no hay forma de jugar los números.

“La empresa acá, nos tiene vetados esos números, sabemos que, en otras ocasiones, se ha acumulado para muchas personas, reclamando premios y todo eso y es un numerito que la gente no se le mide; ni se hace el 2657, ni el 5627, cualquier número se les puede hacer, pero ese no”, aclaró el chancero.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.