Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tren de carbón embistió a vehículo
Agencia Prensa Estratégica

En un hecho que es materia de investigación, dos personas, padre e hijo, lograron sobrevivir al impacto de un tren cargado de carbón, que arrolló al vehículo en el que se movilizaban a la altura del barrio El Carmen en el municipio de Aracataca.

ConsulteEstado no ha contactado a jóvenes detenidos por el Esmad en carro particular

El hecho que para muchos es un verdadero milagro, se presentó al mediodía del domingo cuando el carro Ford Fiesta se disponía a cruzar la línea férrea que divide a la población del Magdalena.

Según residentes del sector que fueron testigos del instante en el que el automotor fue embestido por el tren, tan pronto se produjo la colisión corrieron para ayudar a los pasajeros, en medio del temor de tropezarse con un posible desenlace fatal.

No obstante, para sorpresa, los ocupantes del vehículo el cual quedó prácticamente destruido, salieron de los hierros retorcidos, sanos y salvos.

De acuerdo al médico Alfredo José Maya, quien conducía el vehículo en compañía de su pequeño hijo de ocho años, se detuvo frente al paso de un primer tren, para retomar su recorrido, sin imaginar que el siguiente lo impactaría.

“El tren pasó, encendí mi carro, encendí la música y arranqué cuando el tren me embistió. No me di cuenta ya que no había señalización y no había nadie que me dijera que había otro tren así que la máquina me tropezó y me pegó y no sé por qué estoy vivo”, explicó el afectado.

El carro, que fue en la parte frontal, quedó al borde de un abismo. “Uno está acostumbrado a que el paso de trenes aquí en el municipio no sea consecutivo, siempre hay un intervalo muy distanciado de tiempo, entre tren y tren, cuando vi pasar el tren, pensé que no venían más”, agregó el conductor.

El choque no les produjo mayores lesiones, tan sólo magulladuras y golpes en tejidos blandos de piernas y muslos y en miembros inferiores y superiores, así como contusiones en la cabeza con el vidrio panorámico frontal.

Para el médico Maya, lo que le sucedió a él y a su hijo, trasciende las líneas de la razón y la lógica y solo tiene explicación en el campo de lo sobrenatural y la espiritualidad. “No sé por qué mi hijo y yo no perdimos la vida en ese accidente, ahí estuvo la mano de Dios y debo estar muy agradecido con el señor”, puntualizó el residente cataquero.

El hecho se suma a otros casos acontecidos en los dos extremos contiguos a la línea férrea de la población, en donde algunos residentes han perdido la vida y otros han estado en peligro inminente por el arrollador y veloz paso de los trenes con más de 120 vagones cargados con carbón.

VeaAdriana Lucía denunció formalmente ante la Fiscalía amenazas en su contra

La comunidad de Aracataca en diversas oportunidades ha solicitado a las autoridades nacionales que el tren salga del casco urbano de la población para evitar alguna tragedia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.