La Arquidiócesis de Cartagena emitió un comunicado en el que expresa a la opinión pública su posición frente al fallo proferido por el Juzgado Décimo Primero Administrativo Oral, que prohíbe la oración al inicio de sesiones del Concejo Distrital. A través de cuatro puntos, la máxima autoridad de la Iglesia Católica en la ciudad, Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, señaló que la Constitución Nacional en sus artículos 16 y 19 garantiza el derecho al "libre desarrollo de la personalidad" y "la libertad de culto" por lo que cuando una autoridad civil impide ejercer estos derechos se "está violentando los derechos humanos de todos los católicos de Colombia". "Como creyentes católicos en Colombia nosotros les repetimos a todas las autoridades de nuestro país lo que encontramos en la Sagrada Escritura: Preferimos obedecer a Dios antes que a los hombres (cfr. Hechos 5, 29). Igualmente en la Palabra de Dios que es guía de nuestra Fe Católica, expresamente el Señor Jesucristo nos invitó a que oremos siempre, particularmente en medio de las dificultades públicas y personales", señala el comunicado. Así mismo, la Arquidiócesis señaló que las leyes colombianas permiten el derecho a la "libre expresión" y que por lo tanto, esto garantiza "no estar de acuerdo con una determinación de la autoridad civil que juzgamos injusta". "En la Arquidiócesis de Cartagena, todos los Católicos seguiremos libremente expresando nuestra Fe Católica, a través de un acto fundamental que pertenece a nuestra fe como es la oración, tanto pública como privada. Invitamos a que no nos dejemos amedrentar por quienes con todo derecho no profesan una fe religiosa", recalcó la autoridad religiosa. Finalmente exhortó a los cartageneros y colombianos en general a "orar confiadamente" para que el Altísimo proteja el país y "les de sabiduría a nuestras autoridades".