En circunstancias de son materias de investigación, la Policía dio de baja a 2 jóvenes de 19 y 29 años de edad. El primer caso se presentó en inmediaciones el colgio Departamental, donde en un enfrentamiento con una patrulla fue baleado Ray Enrique Mattos, de 19 años, quien fue llevado al Hospital Universitario del Caribe, donde falleció minutos después. Hasta este momento se desconocen las causas que originaron este hecho de sangre. La segunda muerte violenta se registró en la calle 20 de julio del sector Magdalena del barrio Olaya, donde varias patrullas de la Policía acudieron para apagar un baile con picó que se desarrollaba en el sector. Al parerecer, los Policías fueron recibidos con disparos por lo que también respondieron con armas de fuego. Una de las balas impactó sobre la humanidad de Rafael Antonio Marimón, de 29 años, quien se econtraba en el baile. El joven fue trasladado en moto hacia el puesto de salud de Olaya, donde perdió la vida, minutos antes de la media noche. De Marimón se supo que se desempeñaba como operador de maquinas en una empresa en Mamonal. Familiares y allegado del joven, aseguraron que el joven tenía como hobbie cantar champeta y había grabado varias canciones para picós de sus barrios. Era conocido con el seudónimo de 'Yarlis'.