En la noche de este lunes se presentó un nuevo caso de sicariato en el norte de la ciudad. En el barrio Paseo Bolívar fue ultimado a tiros Milton García Vargas, quien asesinado frente a sus familiares.   El hecho se presentó en la calle 47 de, mencionado sector, cuando a la 1 a. m. García, de 46 años, dormía. En la terraza de su casa estaban sentadas dos de sus hijas, una de ellas con su nieto cargado en brazos, y su mujer.   De repente, la joven llegó a su casa. Habían pasado unos segundos solamente cuando tres sujetos a bordo de una moto arribaron al lugar. Acababan de salir de un picó que tocaba cerca de allí. “Venían drogados y con sed de matar, eran unos demonios”, expresó un allegado a la familia. Dicen que al verlos, los parientes de Milton intentaron entrar a la vivienda, pero uno de estos corrió y les cerró la puerta. Los sujetos estaban armados y amenazaban a las personas.   El homicida le propinó 3 disparos a García que le ocasionaron la muerte de forma inmediata.