Cargando contenido

Sicarios en una moto, le quitaron la vida a una mujer y a la niña de dos años.

 Teófilo Gutiérrez
Colprensa

La vida de otro menor fue cegada en Soledad, Atlántico. Esta vez fue una pequeña de dos años que estaba jugando en la terraza de su vivienda del barrio Vista Hermosa cuando fue impactada por una bala perdida.

Delincuentes en una moto interceptaron un vehículo similar y dispararon contra sus ocupantes. Una de las víctimas corrió a buscar refugio en la casa donde estaba la menor y fue en ese momento que el verdugo le disparó varias veces, afectando a la niña, quien murió minutos después.

“Es un lamentable hecho en el que resultan muertas una menor y una mujer. No tienen relación entre ellas y los hechos son algo confusos. Se sabe que unas personas llegan a causarle la muerte a una de las dos personas. En la agresión hieren al conductor y le causan la muerte a la mujer”,  dijo el coronel Engelbert Grijalba, subcomandate de la Policía Metropolitana.

La otra víctima fue una estudiante de contaduría, de 35 años de edad. El conductor de la moto, de 27 años, recibió dos impactos pero se recupera en un hospital. Él es el único testigo que tiene la Policía.

La mujer y la niña fueron trasladadas a un hospital pero murieron a pesar de los esfuerzos médicos.

“Me llamaron a decirme que le habían dado un balazo a mi hija por atracarla. Mi hija deja dos hijos, uno de 14 años y una niña de 4 años”, dijo  María Fanny Sánchez, mamá de la víctima. 

Por su parte, Luis Fernando Sierra, hermano de la víctima aseguró que su hermana no tenía problemas con nadie.

“Mi hermana era una muchacha trabajadora, estudiaba y salía de la universidad y llegaba a esta hora. Ella cogió un motocarro,  una moto se le metió y la impactó”, dijo Sierra.

La comunidad intentó atrapar a los delincuentes pero solo pudieron quitarles la moto a la cual le prendieron fuego.

La menor es prima del jugador del Junior de Barranquilla y la Selección Colombia, Teófilo Gutiérrez. Este es el segundo caso de bala perdida que le cuesta la vida a un menor en Soledad en menos de 20 horas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido