Cargando contenido

Autoridades llevan a cabo las labores necesarias para esclarecer el crimen que conmocionó a la ciudad. 

Lugar de los hechos.
Cortesía.

En horas del medio día de este lunes 13 de enero se registró un ataque sicarial en el norte de Barranquilla en el que fue asesinado Édgar Emilio Simmonds Gallardo, propietario de la empresa de taxis 38888888, que funciona en esta ciudad. 

Según testigos del hecho, mientras el hombre se movilizaba en una camioneta fue atacado por el parrillero de una motocicleta, quien sin mediar palabra le disparó tres veces en el rostro y una en el pecho, en la calle 84 con carrera 42G, cerca de la sede de la empresa de taxis.

Le puede interesar: Autoridades investigan asesinato de presunto líder social en el Cesar

"Él venía saliendo de la empresa con sus dos hijos y cuando llegó a mitad de cuadra lo interceptaron dos hombres en una moto y lo mataron. Tratamos de auxiliarlo pero nos dimos cuenta que los disparos fueron certeros", narró un testigo de los hechos. 

Luego del ataque los sicarios se dieron a la huida, mientras que la víctima fue trasladada a la clínica Reina Catalina, donde falleció cuando recibía atención médica.

Las autoridades se refirieron al hecho y afirmaron que se están llevando a cabo las labores necesarias, con el fin de esclarecer este crimen que conmocionó a la ciudad. 

Vea además: Asesinan a líder campesino e integrante de Marcha Patriótica en Algeciras, Huila

"Estamos trabajando para dar con los responsables de este hecho. La Policía Judicial está trabajando y haciendo una trazabilidad con todas las cámaras que tenemos en las vías de acceso hacia este sector, para identificar a los posibles responsables", afirmó el coronel Manuel Rojas, subcomandante de la Policía Metropolitana. 

La Policía activó el Plan Candado, lo que obligó a los delincuentes a abandonar la motocicleta en la que se movilizaban, mientras que el automotor quedó en custodia de las autoridades. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido