Cargando contenido

Foto de RCN Radio.



Vacío y a la espera de que lleguen las familias. Así se encuentra el Coliseo de Combate, punto habilitado por la Alcaldía de Cartagena para albergar a los niños, adultos y ancianos que viven los 16 edificios que deben ser desalojados por riesgo de desplome.

Aunque algunas familias han decidido acatar el llamado realizado por el Alcalde (e) Sergio Londoño Zurek, de salir voluntariamente de los inmuebles, otras por su parte, se mantienen en su posición de no abandonar sus apartamentos debido a que las condiciones que les brindan para reubicarlos no cumplen con las cualidades, por lo menos similares, a las que tienen con su bien.

En el albergue temporal, dispuesto por el Distrito, se ven pocas colchonetas frente al número de personas que se preven representan los 283 apartamentos a evacuar.

[imagewp:444131] Foto de RCN Radio.

Los que se han quedado en sus apartamentos y se rehúsan a abandonarlos, afirman que “no me voy de mi casa hasta que él (alcalde) me presente un plan de choque donde me diga, usted se va para este lado con estas mismas calidades y en su casa vamos a empezar en esta fecha y terminamos en esta fecha los trabajos y todo lo que dice la Universidad de Cartagena”.

Así mismo, manifiestan que la única forma que dejarían su inmueble "es que nos devuelvan toda la plata que pagamos por el apartamento porque lo compramos de contado y multiplicada a lo que valga hoy el apartamento porque nosotros no le vamos a dejar la plata a Los Quiroz”.

Entre 150 e incluso hasta 220 millones de pesos, es el monto que en promedio destinaron las familias que de buena fe, compraron los apartamentos en los 16 edificios que hoy están en alerta por riesgo de desplome.

Los dueños de los apartamentos sostienen que los proyectos jamás se les pasó por la cabeza que eran ilegales y responsabilizan a la Alcaldía de Cartagena porque esta no hizo los respectivos controles urbanos para que estas construcciones no se desarrollarán, pero sobretodo, que se colocaran en venta.