Sin dormir, con electrodomésticos dañados y problemas de salud para los enfermos que tienen atenciones domiciliarias, son las quejas que se han reportado en Barranquilla, Soledad y Puerto Colombia tras completar más de 28 horas sin energía en algunos sectores. “Se me daño la nevera y el ventilador, la luz no es constante, sube y baja a cada rato y nadie nos responde” dijo Rosa Beltrán, habitante del sector de la Ciudadela Universitaria. “Tenemos a mi hermana delicada de salud en la casa necesita tener sus aparatos conectados y con estos problemas de energía es difícil la situación” comentó angustiada Doris Ibañez, en el barrio Boston. La falta de energía también afectó la movilidad en la ciudad. “La ciudad es un caos con los daños de los semáforos, nadie respeta y es un desorden” dijo Raúl Vega, conductor de bus.

El comercio también demuestra su inconformidad, son millonarias las pérdidas en un día sin luz.
 
“Por estos apagones se dañan los productos, son pérdidas diarias millonarias” dijo Orlando Jiménez de UNDECO.
 
Fue tendencia en redes sociales en el Atlántico el #nomaselectricaribe, con mensajes que solicitan el cambio de operador y acciones urgentes por parte del Gobierno Nacional.
 
Los barranquilleros esperan que el nuevo ministro de minas y energía Germán Arce logre cumplir con el reto de mejorar el servicio para toda la Región Caribe.