Por tercera vez en menos de 5 días, centros comerciales de Cartagena han sido víctimas de hurtos a manos de hombres armados, quienes ingresaron a establecimientos comerciales y generaron pánico entre los compradores.


En las últimas horas un hombre disfrazado de vigilante ingresó hasta una entidad bancaria, ubicada en el centro comercial Caribe Plaza. Allí intimidó a los empleados con armas de fuego y posteriormente en su huída realizó disparos al aire para evadir la persecución de la vigilancia privada.


Estos hechos generaron temor entre los cartageneros que hacían sus compras previo a la celebración de navidad.


La secretaria del interior de Cartagena, Yolanda Wong, señaló que el hombre logró huir y las autoridades están tras su pista.


"Los hechos ocurren dentro del Banco Falabella, incluso en la zona restringida. Parece que un sujeto vestido de vigilante se cuela en la hora de cierre. Los encañona y luego sale con su cometido por el pasillo del centro comercial y llega hasta las afueras del Centro comercial, por la avenida de El Lago. Hace un disparo al aire y logra huir. En el sitio, la policía y las autoridades de investigación están esclareciendo los hechos", señaló Wong.


Este es el tercer hurto que se comete en menos de cinco días en centros comerciales de Cartagena, el primero ocurrió en inmediaciones a A un centro comercial ubicado sobre la avenida el consulado, el segundo ocurrió en el Shopping Center La Plazuela y el más reciente en la zona norte del Pie de la Popa.


Todos estos hurtos se han realizado por hombres armados, quienes después de cometer el delito huyeron en motocicletas y no han sido capturados. Excepto el caso de la avenida el consulado, donde el presunto asaltante fue el hinchado por la comunidad cuando intentaba huir.


Al respecto a las autoridades de Cartagena no han dado conocer detalles del proceso investigativo que se adelanta para hallar a los responsables de estos hurtos.


Aún no se desconoce el valor de lo hurtado por este delincuente, quien disfrazado de guarda de seguridad logró entrar incluso a la zona restringida al público de ese establecimiento.