Las autoridades de salud reportaron el fallecimiento de un obrero que era atendido en un centro asistencial tras ser rescatado luego del desplome de un edificio en el sector de Blas de Lezo en Cartagena.


Con este fallecimiento aumentó a 21 el número de víctimas mortales por esta tragedia y según las autoridades, ya se inició una investigación disciplinaria contra algunos funcionarios de la alcaldía.


Jorge Luis Hoyos Romero, de 31 años, no sobrevivió al desplome del edificio pese a ser rescatado por los organismos de socorro, luego trasladado a la Clínica Madre Bernarda y posteriormente a la Clínica San José de Torices por la gravedad de su estado.


Los reportes señalan que sufría de insuficiencia renal y eso complicó su atención.


Adriana Meza Yepes, directora del departamento administrativo de salud de Cartagena, aseguró que su estado fue crítico desde un comienzo, “tuvo un trauma fuerte que se complicó con una insuficiencia renal, es un paciente de 30 años, acompañamos a las familias. Él era el paciente más crítico que teníamos, su estado fue crítico desde el primer momento y estaba en cuidados intensivos en la Clínica San José de Torices”.


Investigación disciplinaria


El alcalde Manuel Vicente Duque ya ordenó el inicio de las acciones disciplinarias a que haya lugar contra quienes tienen a su cargo las funciones de seguimiento, vigilancia, control e imposición de sanciones a la infracción de normas urbanísticas, tras el desplome del edificio en construcción Portal de Blas de Lezo II.


Los funcionarios reseñados en la solicitud son: Luz Helena Paternina, Secretaria de Planeación Distrital; Olimpo Vergara, Jefe de la Oficina de Control Urbano Distrital; Patricia Zapata, Alcaldesa Localidad Industrial y de la Bahía, y Alfonso Ramos, Inspector de Policía de Blas de Lezo.


Según se conoció, al parecer un ciudadano había presentado ante la Inspección de Policía de Blas de Lezo una solicitud de inspección, respecto a la ejecución de la obra que días después colapsó. Por su parte, el Concejo de Cartagena instó al alcalde a separar del cargo a esos cuatro funcionarios.


El área de la tragedia ha sido un espacio de homenajes, los sindicatos de Cartagena y Bolívar modificaron el trayecto de su manifestación habitual del 1 de mayo para conmemorar a los obreros fallecidos y llegar hasta ese lugar.


En días anteriores, finalizadas las labores de remoción de escombros, los sacerdote Rafael Castillo e Isidro Ramos oficiaron una misa en honor de las víctimas, donde asistieron familiares y autoridades locales.