Cargando contenido

Foto: RCN Radio



Las autoridades de la ciudad de Barranquilla evacuaron el centro comercial Miramar, ubicado en el norte de la ciudad, ante la amenaza de un supuesto artefacto explosivo que habría sido adherido al cuerpo de una empleada de ese establecimiento comercial para efectuar un robo.

De acuerdo con las primeras informaciones suministradas por los mismo trabajadores del centro comercial, el hecho se presentó luego de que una mujer asegurara que fue drogada y apareciera posteriormente con un artefacto amarrado a su cuerpo.

Inicialmente, algunos directivos de Miramar aseguraron a RCN Radio que una trabajadora del centro comercial dijo que se sentía mal porque le habían proporcionado una sustancia, al parecer Burundanga, que no se podía mover y tenía algo en el estómago. Cuando fue revisada le encontraron el supuesto explosivo amarrado con una correa en el tórax.

La empleada aseguró que fue utilizada por delincuentes para robar de una sucursal bancaria del centro comercial, una suma que ronda los 50 millones de pesos. Dijo que los sujetos la amenazaron con explotar la supuesta bomba si no entregaba el dinero.

Cuando se dio la alerta, la Policía llegó al lugar y confirmó que el elemento que portaba no contenía ninguna carga explosiva.

El comandante operativo de la Policía Nacional, coronel Hugo Molano, aseguró que la falsa bomba estaba compuesta por plastilina y baterías y que se investiga si la mujer era cómplice o fue usada por los delincuentes.

La mujer permanece en un centro de salud debido a que entró en una crisis nerviosa.