Con cada diciembre llegan Al Atlántico las famosas ventoleras. Corrientes de vientos que alcanzan altas velocidades y que en ocasiones pueden hacer daños. Es por eso que las autoridades están en alerta. “Es un fenómeno normal al terminar el año y comienzos de año nuevo. Se presenta por el fenómeno normal de los vientos alisios, eso hace un aumento en la fuerza, en las velocidades de ese viento que azota toda la costa caribe y por ende tenemos que tener conocimiento”, dijo Armando Molina, presidente Defensa Civil Seccional Atlántico. En Barranquilla apenas está iniciando la temporada y ya la comunidad se siente afectada por la fuerza del viento. “Aquí ha estado el viento muy fuerte, bastante fuerte. Como pueden ver, esto estaba puesto aquí y lo tiró hacia acá y le tumbó la moto al compañero, después rebotó hacia allá y lo terminó de partir. En esta parte tuvimos que quitar los toldos porque la brisa los parte todos. Aquella carpa le abrió un hueco grande... la brisa es muy fuerte, la gente tiene que recoger todo porque lo tumba la brisa” , mencionó Freddy Mejía, vigilante. En Barranquilla se esperan esta semana vientos con velocidades de 27 a 37 kilómetros por hora, por eso se pide tener precaución. Cada año, los organismos de socorro deben atender emergencias causadas por el viento y por el descuido de la comunidad. “Vamos a prepararnos... asegurando nuestros tejados, haciéndoles mantenimiento a nuestros árboles en mal estado. Además, revisar todo lo que tenga que ver con cableado y no estar bajo redes eléctricas porque se puede presentar alguna caída y peligro de electrocución. También estar muy pendiente de los avisos publicitarios”, agregó el presidente Defensa Civil Seccional Atlántico. Hasta ahora las autoridades marítimas no han restringido la navegabilidad. “En toda la zona costera hay que tener mucha precaución porque estos vientos causan marejadas en el mar y obviamente puede generar algún peligro para los bañistas y los pescadores”, contó Molina. Se espera que el viento siga golpeando con fuerza al Atlántico hasta febrero de 2018.